Sierras de Biar 1
Almendros 1
Biar 5

Turismo rural

A pocos kilómetros de las playas de Alicante y Benidorm, existe un paisaje de interior desconocido para muchos de los miles de turistas que se dan cita en  las playas de la Costa Blanca. A unos 30 minutos en coche del mar, se halla un lugar por descubrir para los amantes del senderismo, de la escalada, de los paseos en bicicleta o a caballo, de los deportes de multiaventura y también para aquellos que se sienten atraídos por pueblos llenos de historia. Uno de estos lugares lo conforma el Valle del Alto Vinalopó, un valle poblado de almendros, olivos y viñas,  rodeado de hermosas montañas y salpicado de pueblos como Biar, Villena, Bañeres, Benejama, Campo de Mirra, Sax (algunos de ellos coronados por castillos de origen árabes de gran interés). Otras bonitas poblaciones se erigen en  valles vecinos como Castalla en  La Hoya  o Foia de Castalla;  Agres en el Condado de Cocentaina ó El Comtat, y Bocairente en El Valle de Albaida ó la Vall d´Albaida.

En el término municipal de Biar, uno de los pueblos más bellos de la región valenciana, se ubica nuestro hotel, que  se encuentra a: 45 kms. de Alicante 130 kilómetros de Valencia en el norte 110 kilómetros de Murcia en el Sur.

Estas ciudades y sus aeropuertos internacionales se encuentran a una distancia en coche que oscila entre 40 kms. (aeropuerto de Alicante) y 120 kms (aeropuerto de San Javier en Murcia).



 

En invierno el clima es templado  y los veranos son cálidos con noches frescas.

Casi la mitad del término municipal de Biar está formado por montañas que albergan amplias extensiones de  bosques de pinos y un campo con abundante vegetación. Son maravillosos los aromas procedentes de plantas como el romero, el orégano, el tomillo, la salvia o la pebrella –que se avivan al rozarlas- y magníficas las tonalidades a lo largo de todo el año: sobre todo en febrero, cuando florecen los almendros y en primavera, cuando abren sus pétalos infinidad de flores como las amapolas, cubriendo la tierra de tapices de colores vivos. Esta región ofrece una de las floras más variadas de Europa y una interesante fauna.

El pueblo de Biar, constituye una base perfecta desde la cual explorar estas montañas y valles con una red de senderos y antiguas vías de tren que uno puede recorrer a pie, en bicicleta, a caballo pero también desde el aire, en un globo, consiguiendo una visión única. Escalada, rappel, espeleología, orientación en montaña, vía ferrata son otras actividades deportivas de aire libre que pueden practicarse en la zona.

Las montañas más cercanas son:

La sierra Fontanella (nuestro hotel se sitúa al pie de esta montaña)
La sierra del Reconco
La sierra del Fraile
El parque natural de la sierra del Maigmó
El parque natural de la Font Roja
El parque natural de la  sierra Mariola
La sierra de Onil
La sierra de La Solana
La sierra de Peña Rubia
La sierra de Salinas
La  sierra de la Carrasqueta
La Sierra de Aitana

 

 

A pesar de estar tan cerca de la civilización, uno puede recorrer estas montañas  durante kilómetros sin cruzarse con otros seres humanos. El silencio y la belleza de los paisajes sobrecogen al visitante.

Ofertas y Destacados