Vista de Biar 1
Vista de Biar por la noche 1
Biar 3
Biar 4
Biar 6

Biar

Situada en el Mediterráneo español, la Costa Blanca es la denominación turística de la provincia de Alicante. Se trata de uno de los destinos turísticos más atractivos de Europa para disfrutar del sol y de la playas pero también para descubrir un interior en el que contrastan valles de fértiles huertas con suaves montañas entre las que surgen encantadores y pintorescos pueblos mediterráneos como Biar.

La Villa de Biar es un es una de las poblaciones más bonitas de la Comunidad Valenciana. Se trata de una población de origen musulmán situada en una colina y dominada por un castillo de doble muralla con una esbelta torre de homenaje: una construcción de factura almohade de la segunda mitad del siglo XII. La influencia árabe, marcada por el castillo, también está determinada por el propio topónimo de la ciudad “biar”, que significa “pozos”; un nombre que le fue atribuido por los abundantes manantiales que podían encontrarse en todo el territorio de Biar. Rodeando el castillo, se encuentra su arabesco casco urbano bien conservado, lleno de calles y escaleras empedradas, y de fuentes. Biar está rodeado de montes poblados de pinos y plantas aromáticas. En contraste con ellos, en el llano, los campos de almendros alternan con los de olivos.Biar desde el cielo
Población:3.500 habitantes
Altitud: 650 mts
Extensión: 98 km2
Fiestas tradicionales de Moros y Cristianos del 10 al 13 de mayo, unas de las más antiguas y singulares de la región valenciana.
Productos para llevarse como recuerdo: cerámica artesana; aceite; almendras; turrones; dulces típicos; miel; embutidos; textil; licor de hierbas; hierbas como la pebrella .
Gastronomía: gazpachos; arroces

Breve Historia de Biar

Cuenta la historia que Jaime I (1208-1276), conde de Barcelona, señor de Montpellier y rey de Aragón, Valencia y Mallorca, recibió la visita de dos moros que le ofrecían la rendición del castillo de Biar, el mejor de toda la frontera, pero cuando el rey llegó a Biar no fue así, dado que los sarracenos se opusieron; por eso, decidió sitiar la fortaleza. Esto ocurrió en septiembre de 1252. En febrero del año siguiente, se rindieron los musulmanes y Biar, entonces, se convirtió en la plaza fronteriza que cerraba el Reino de Valencia.


El Castillo

El Castillo:
Miguel Maestre Castelló (Cronista oficial de la Villa de Biar)
Bibliografía: Denia islámica. Rafael Azuar.

El castillo de Biar se encuentra a una altitud de 745 metros. Presenta una estructura de doble recinto amurallado defendido por cubos semicirculares en saliente y ordenado alrededor de la gran torre de planta cuadrada, realizada en tapial y un una altura de 19 metros, distribuida en tres plantas o salas.

La torre cuadrada es el único elemento atribuible a la época islámica, por sus características técnicas. La segunda planta alberga una singular bóveda formada por 8 arcos apuntados alancetados de marcados nervios. Esta tipología la podemos datar del siglo XII.

Los datos arquitectónicos, el análisis artístico y los documentos nos permiten constatar la existencia de esta torre en el año 1179 y, por lo tanto, considerarla como de época almohade. Posiblemente, el levantamiento de esta torre se debió a la existencia de una población anterior en este lugar. El texto del geógrafo almeriense Al-Udri, escrito a finales del siglo XI –al describir el Camino de Murcia a Valencia- menciona la Alquería de Biar, emplazada entre la Alquería de Aspe y la ciudad de Játiva.

El asentamiento de una población musulmana en este lugar de la gran vía medieval que unía Murcia con Valencia, se debió a su riqueza en agua.

La importancia estratégica del castillo de Biar, emplazado en un nudo de comunicaciones entre la zona llana y las tierras montañosas del interior, quedó bien patente en el texto del Tratado de Almizra, firmado en 1244 entre las dos coronas de Castilla y de Aragón.

Este carácter de lugar de frontera, explica el interés por la inmediata conquista del lugar por parte de Jaime I de Aragón, que necesitó un prolongado asedio de cinco meses para conseguir la rendición de la Villa y castillo de Biar. Corría el mes de febrero del año del Señor de 1245.

El Castillo de Biar fue declarado Monumento Nacional en el año 1931.

Ofertas y Destacados